• Daisy Espinoza

Transformar los límites en arte

Cuatro artistas juarenses explicaron sus experiencias durante el proceso de realizar el documental y fanzine "Los muros no son para siempre"

Foto: Cortesía // Captura de pantalla durante el directo que tuvieron las artistas

Con motivo del 30 aniversario de la caída del #MurodeBerlín, el colectivo #Tlaxcala3, en conjunto con el Institute for Endotic Research, realizó la segunda edición del Encuentro Internacional de Objetos y Muros el 9 de noviembre de 2019. El evento contó con la propuesta de proyectos de artistas culturalmente diversos, quienes participaron desde espacios de arte autogestivos en Berlín, Ciudad de México, Ciudad Juárez, Guadalajara, Miami, Monterrey, Quito, Santa Cruz de la Sierra, Santiago de Chile y Tijuana.


En Ciudad Juárez, el encuentro tuvo lugar en la Casa Centro x 16, en donde Mairé Reyes, Olga Guerra, Nayeli Hernández, Iris Díaz, Ana Iram, Paloma Galaviz, Marcia Santos y Alejandra Aragón presentaron el fanzine "Los muros no son para siempre". De acuerdo con su propia descripción del proyecto, “este fanzine contiene el imaginario de nuestra experiencia, sintetiza cómo el territorio determina nuestra identidad y nuestros cuerpos. Concluimos que toda la ciudad, desde sus dinámicas de explotación y precariedad, es una barrera de contención, pero los muros no son para siempre, son un constructo que se diluye y desaparece en la medida que los transgredimos y los cuestionamos”.

Foto: Cortesía // Velia Cruz charlando con una de las integrantes de Fotógrafas del Norte

El lunes 17 de agosto, #FotógrafasdelNorte ofreció un directo en #Instagram en el que Velia de la Cruz sostuvo una charla con cuatro de las ocho artistas juarenses que realizaron el fanzine: Nayeli Hernández, Ana Iram, Iris Díaz y Alejandra Aragón, todas ellas relacionadas con el arte visual y la fotografía. En la conversación discutieron acerca del nacimiento del proyecto y cómo decidieron trabajar juntas, así como su perspectiva como habitantes y mujeres fronterizas, y las limitantes a las que se han enfrentado.


Alejandra explicó que ella fue quien tuvo el acercamiento con la convocatoria de Tlaxcala 3, y que además propuso incorporar las reflexiones que se generan en la frontera sobre el muro, pues a pesar de que se trata de un tema recurrente en el arte, regularmente es abordado por artistas que sólo se trasladan a ese entorno y no por quienes son originarios de ese espacio. Una vez que se formó el equipo, cada integrante propuso una actividad que devino en todo un recorrido desde el sur de Ciudad Juárez hasta El Paso, el cual quedó registrado en un documental que acompañó al fanzine.

Foto: Cortesía // Alejandra Aragón durante su participación en el directo
“Comenzamos por proponer, cada una, una actividad. Empezamos en la casa de Mairé, que vive a las afueras de la ciudad, y ella nos mostró el recorrido que hace para llegar al camión. El día que decidimos reunirnos duramos unas 14 horas trabajando, desde realizar actividades, recoger algunas cosas, tomar fotos, explorar el paisaje y cómo interactuamos con él”, comentó Ana.

Iris mencionó que se trató de un recorrido lúdico y Nayeli apoyó esa opinión: “En mi experiencia, y la de todas, nos sentimos seguras. En casa de Mairé era mucho el camino para ir al transporte y nos dimos cuenta de lo complicado que es. Obviamente íbamos como niñas, porque íbamos cotorreando y tomando fotos, relajadas, cuidándonos entre todas. Todo el recorrido fue de esa manera. A pesar de andar en ruta y caminar mucho, fue como andar entre amigos e ir despreocupados”.


Además del recorrido, otra de las actividades, propuesta por Nayeli, fue sentarse en un parque a escribir sobre su primer límite y generar un dibujo. De igual forma, a lo largo del viaje recolectaron objetos que posteriormente integraron al fanzine. “Con los objetos estábamos tratando de recoger cosas para representar nuestra experiencia en la ciudad, que resumiera lo que siempre vemos. Yo agarre un volante para conseguir trabajo en una maquila y aquí está lleno de maquilas. Mariana (Ana) y yo recogimos hierbas malas y dentro del fanzine hicimos una recopilación. Alejandra recogió un cachito de un muro que se estaba desmoronando. Paloma agarró un hueso de una columna de un perrito. Varias cosas que yo creo que simbolizaban estar en la ciudad y el imaginario de lo que representa”, explicó Iris.

Foto: Cortesía // “Con los objetos estábamos tratando de recoger cosas para representar nuestra experiencia en la ciudad"

Respecto a los otros proyectos presentados en el encuentro, Nayeli mencionó que en la mayoría vieron una representación más conceptual de los límites, mientras que en “Los muros no son para siempre” está muy presente la idea literal de un muro y la cuestión de la frontera. Alejandra comentó que el cierre del proyecto se realizará con su participación en la segunda edición de Franziska: Encuentro de Imagen en Movimiento, un encuentro internacional de creación audiovisual contemporánea realizada principalmente por mujeres, organizado por #LolitaPank. También se publicará una compilación de todos los proyectos participantes del Encuentro Internacional de Objetos y Muros. Iris aclaró que no hay una fecha definida para la publicación, pero también planean tener más impresiones del fanzine.

Foto: Cortesía // Cartel de la primera edición de Franziska, llevado a cabo en noviembre de 2019

Casi para finalizar el directo, Velia les preguntó sobre las limitaciones a las que han sido sometidas como fronterizas. Alejandra explicó que ha notado cambios desde que inició su formación hace 15 años; en un principio no creyó lograr profesionalizarse como fotógrafa, ya que antes era un gremio controlado por hombres. “Proyectos como Fotógrafas del Norte demuestran que hay mujeres trabajando constantemente, y lo que falta es visibilidad, oportunidad de mostrar, de hablar y de luchar con otras cuestiones muy del constructo de la femineidad, como la competencia y todas estas cuestiones de género que se intersecan con el proceso de profesionalizarnos y las complicaciones que tiene vivir del arte”.


En ese mismo sentido, Nayeli -que también pertenece a #BravasColectiva- expresó que hacer arte ya representa un paso grande, a pesar de que no se le apoye mucho, porque finalmente llegará a los demás y eso en sí mismo es un incentivo:

“Ahora con lo de los talleres se acercaron muchas chavitas como de 16 años que nunca habían pintado, y conozco varias que lo siguieron haciendo, y que empiezan a juntarse entre ellas y motivarse a crear algo nuevo y sentir confianza de tomar espacios. Y eso aplica en general a todo, a la foto, video y cualquier otra rama del arte”.

Déjanos tu mensaje

Contáctanos...
sororamx@gmail.com

© 2020 by SororaMx

Ciudad Juárez, Chihuahua, México